Taller de Fansub II – Charla 2: Miembros del proyecto y planificación

Y bien, tras encontrar el anime que deseas expresar sus emociones en palabras, el siguiente paso es encontrar al equipo de personas que te ayudarán en esta odisea aventura. Anotación: Si bien es cierto que hay «fansubs de una persona» (por ejemplo yo en algunos proyectos del Kensoe Team, o Cruz Raúl no Fansub), veo más importante abordar esta parte temprana del proyecto desde el punto de vista generalista: un fansub donde hay personal con roles definidos.

Miembros del Fansub

Para un proyecto «minimalista» (algo en mode fastsubs), se requieren al menos tres roles diferentes:

  • Traductor: Su principal tarea es traducir, localizar, contextualizar, y/o interpretar los diálogos disponibles (japonés, inglés…) en el idioma objetivo (español en este caso).
  • Editor: Es el encargado de hacer que todo se vea consistente (estilos) y agradable de leer (timeo).
  • Encoder: Su misión es trasladar la visión del traductor y editor hacia formatos de video compatibles, evitando errores de filtros, manteniendo un nivel de calidad y tamaño de archivo adecuado.

Por supuesto, si el objetivo es obtener un trabajo más elaborado, se requerirá de más esclavos personal en roles adicionales:

  • Corrector: Un rol esencial para mejorar la calidad de la traducción. Se encarga de revisar la traducción no solo en búsqueda de errores gramaticales y de redacción; también aporta consejos de cómo ciertas líneas de diálogos podrían reescribirse de forma más natural.
  • Editor*: Lo vuelvo a incluir en esta sección, pero por su tarea de crear carteles para aquellos textos que aparecen en pantalla y que pueden aportar más contexto a la escena.
  • Karaokes: Personalmente diría que es el rol más característico de un fansub. Se encarga de cualquier canción que se presente en el anime (opening, ending, insert). Principalmente de ajustar los tiempos de las letras en japonés al ritmo de la canción y añadir efectos acordes al estilo visual de la escena y a las características de la canción.
  • Logo: Rol poco común que algunos fansubs suelen mencionar. Su única tarea es crear un logo del fansub que imite al logo del anime en cuestión. Por lo general, esta es una tarea menor que el editor puede encargarse durante el «montaje» (ya mencionaré este proceso cuando llegue la ocasión). En mi experiencia personal, solo una vez utilicé un logo externo (como parte de una colaboración), así que no negaré la existencia o utilidad de este rol.
  • Uploader: Debido al tamaño de los archivos, el encoder suele encargarse de la subida de los capítulos para difusión. Aunque, debido a varias causas (manejo de cuentas, redundancia), la subida de capítulos se la encarga a una tercera persona (el Uploader). Es por ello que el rol de Uploader no es tan común: (Encoder) «puedo invertir tiempo, ancho de banda y almacenamiento en la nube para compartir el archivo con el Uploader, o lo puedo compartir yo directamente». (Modo tsundere ON) Pero no es como si el Uploader no fuera alguien importante, su misión va más allá de la finalización del proyecto: debe esforzarse para garantizar la disponibilidad del anime incluso años después que el fansub lo haya trajado. Misión que puede complicarse por varias causas y es difícil de garantizar en el mediano y largo plazo.

Quisiera explicar en más detalle la naturaleza de cada rol, pero eso llegará a su momento. Algo que sí quiero recalcar es que todos los roles mencionados anteriormente son igualmente necesarios e importantes en cualquier proyecto (como una pirámide humana). Si bien el traductor es quien lleva la vatuta en el ritmo del proyecto (no capítulo, no party), la ausencia de cualquier otro rol causará importantes retrasos. Es por ello que un acuerdo común y la planificación son importantes.

Planificación del proyecto

Cada anime es, literalmente para isekais, un mundo diferente. Cada género exige a los miembros del proyecto de forma diferente. Por ejemplo, mientas que un anime de aventuras puede resultar poco exigente al editor, el género de vida cotidiana requerirá de un mayor tiempo y habilidad creando y editando los carteles. En el caso de los traductores, un anime intrinsecamente relacionado con la cultura japonesa o con una temática específica (trabajos, clubes) requerirá de un amplio conocimiento del tema, para así contextualizar apropiadamente cada diálogo. Por otro lado, un anime shonen no presentará mayor dificultad, ya que todo suele ser «neutral» y tienden a ser auto explicativos. Incluso los encoders encontrarán dificultades según el proyecto a desarrollarse: mientras que un anime de vida cotidiana se maneja con planos simples (excepto si es producida por Shaft o Trigger), un anime shonen o de acción elevará el bitrate en las escenas de acción (en un anime de Ufotable puedes sentir cómo se quema el presupuesto en esas escenas).

El punto con el párrafo anterior es: diferentes animes, diferentes planificaciones. Se debe tener en cuenta la naturaleza del proyecto y la disponibilidad del personal. Después de hacer el reclutamiento del personal. Durante la administración Cleto en Teke, cada temporada se presentaba las series que algún miembro del fansub sugirió por interno (era 2016, no había Discord y todo se hacía por correo), resultando en las publicaciones de inicio de temporada. Si un proyecto lograba convencer a un traductor y editor (digamos que los enconders en Teke siempre han sido abiertos a ayudar), entonces el proyecto seguía adelante. Por el contrario, si no había personal suficiente, el proyecto se desechaba o se posponía para la siguiente convocatoria. En los tiempos actuales, el proceso es diferente: cada temporada decidimos si JRui y/o Pixbomb tomaremos un anime para trabajar (Fros es nuestra wildcard). Si hay algún proyecto interesante, el uno se encargará de la traducción/edición mientras que el otro hará la corrección/revisión (procesamiento por pares). Obviamente nos apoyamos mutuamente si sentimos que algo requiere la habilidad/consejo del otro. Finalmente, cada anime pasará a manos de Tidus para encode y publicación.

En este modus operandi de personal limitado, se vuelve importante determinar hasta donde se puede abarcar. Y es por ello que en la actualidad Teke publica/trabaja uno o dos animes por temporada (la temporada anterior con Isekai Quartet y Magia Record fue una anomalía donde Pixbomb tenía 4/5 animes que le llamaban la atención, pero el tiempo disponible permitía una serie). Anotación: JRui es más eficiente en la traducción (al menos tres veces más que Pix), pero Venezuela happens. 

Si bien en el párrafo anterior mencionaba que escogemos un par de series por temporada, jamás mencioné que fueran animes de temporada. Esto es importante, ya que lo más común es que tomemos algún anime que esté en emisión (Pix siempre dice «esta temporada no», pero siempre hay algo que llame la atención y temina «here we go again»), pero hay temporadas que no hay nada interesante, que algún miembro de Teke no esté disponible en esos tres meses (generalmente en Diciembre, cuando Pix vuela a las tierras del sur escapando del invierno), o algunos casos paranormales (como que un anime digno de Teke se pospone a una temporada posterior). En esos casos, recurrimos a continuar animes represados/suspendidos o a hacer animes que se emitieron tiempo atrás.

Y llegados a este punto, se pueden clasificar las planificaciones en dos categorías:

  • Anime en emisión: El objetivo es trabajar cada capítulo a la par que nuevos capítulos se van emitiendo. Su principal ventaja es que solo se necesita tener disponible poco tiempo a la semana para trabajar un capítulo. Tienen el valor agregado que, al estar en emisión, es muy demandado y el fansub puede ganar relevancia en la comunidad (así es como principalmente funcionan los fastsubs, y Teke en sus principios). Las principales desventajas son que el traductor tiene poco material disponible para contextualizar el desarrollo de la trama (puede compensarse si se decide ir con un par de capítulos de retraso), la disponibilidad de «fuentes» (versiones fansub en inglés, especialmente al editor, quien podría verse obligado a realizar todos los carteles «a mano»), y la absoluta carencia de canciones del opening y ending (puede solucionarse con el retraso de capítulos y con posteriores relanzamientos de capítulos con las canciones incluídas). Si bien es cierto que se puede publicar un capítulo semanalmente, en lo personal prefiero publicar los capítulos por pares, ya que eso ahorra tiempo en tener que preparar el encode y la publicidad.
  • Anime compilatorio: Si la planificación de un anime en emisión es una película en cartelera, la planificación de un anime compilatorio sería una película directo a BD/DVD. El objetivo aquí es publicar directamente todos los capítulos después que el anime ha terminado su emisión, por lo general meses después cuando la versión en BD ya ha sido publicada (depende de cada editorial, pero suele tomar de 6 meses a un año). Las principales ventajas son: una variedad de fuentes para escoger (aunque puede que solo existan versiones fastsub), la posiblidad de publicar un anime directamente a BD (se puede publicar la versión HDTV, pero requeriría reeditarse para la versión BD), es posible mantener una traducción y edición consistente al estar toda la trama disponible. Como valor agregado, esta suele ser la planificación para animes que fueron emitidos hace tiempo y que no suelen tener una versión en condiciones. Las personas que buscan animes de temporadas pasabas, junto a aquellos que prefieren ver animes de una sentada, prefieren encontrar compilatorios de un anime ya que les evita la espera que el fansub saque nuevos capítulos. Como desventajas suelen ser la raridad de las fuentes si el anime es de hace unos cuantos años atrás (enlaces caídos), posible trabajo adicional en la edición (conversión HDTV a BD, escenas extras), son proyectos más pausados (generalmente por el tiempo disponible del personal) que pueden extenderse por diversas causas. En el tema de popularidad, es el opuesto al anime en emisión: menos personas vendrán a buscar tu versión, pero la calidad de tu trabajo y el mimo que tenga el anime que creaste harán que busquen tus trabajos anteriores y que esperen nuevos proyectos. En lo personal, recomendaría trabajar con esta modalidad a alguien quien recién está empezando en el mundo del fansub, ya que le permitirá mejorar sus habilidades a su propio ritmo, podrá escoger un anime que tenga buenas fuentes, y le permitirá hacer cambios de último momento en partes fundamentales (estilos, montaje).

En resumen, el tipo de planificación dependerá principalmente de la disponibilidad del personal y el interés que ellos tengan por el anime. Si sienten que tienen la cadencia, la habilidad y el tiempo necesario disponible, pueden optar por un anime en emisión. Por el contrario, si no dispone de alguna de las características anteriores, pero tiene la determinación para sacar adelante este proyecto, un anime compilatorio será la mejor opción. Como regla de oro: «si puedo visualizarme el terminar este anime en 3-4 meses, será un anime en emisión, caso contrario, lo mejor será hacerlo en compilatorio.»

Ejemplo y conclusiones

Para terminar esta segunda charla, haré público la serie que será el ejemplo para este taller (aunque también me apoyaré en otros proyectos según se den las circunstancias). Anotación: raramente hago público qué anime haré, ya que uso la regla «sale el primero, salen todos». Significa que si llego a publicar el primer capítulo, me comprometeré a publicar el resto de ellos (Tranquilos, no me he olvidado de Show by Rock!#, pero la cola es larga). Por el contrario, sin importar el número de capítulos que estén procesados, si no se ha publicado el primer capítulo y en anime no tiene el suficiente interés personal, la serie se dropea internamente (obviamente, si solo faltan un par de capítulos o detalles menores se correrá esa milla extra, pero me refiero generalmente a casos que solo hay un 25-33% del trabajo realizado).

En esta ocasión, decidí tomar un anime de temporada (Here we go again): Kakushigoto (como pudieron adivinar en la imagen de portada). Aquí les dejo la descripción:

Gotou Kakushi es un artista quuien dibuja un manga un poco (demasiado) vulgar, mientras trata de esconderlo por el bien de su hija Hime.

Siguiendo las actuales normas de Teke yo, Pixbomb, estaré encargado de la Traducción, Edición, Karaokes y cualquier otro detalle adicional (en este caso, y para abreviar tinta, prefiero usar el pseudorol de Adaptación), JRui me ayudará encargándose de la revisión y corrección mientras que Tidus me apoyará con el encode. Lamentablemente, debido al tiempo que tenemos disponible (al momento sigo traduciendo Magia Record, mientras que JRui tiene algunos animes represados), y debido a la naturaleza de este proyecto especial (como apoyo al taller), decidí afrontarlo como un anime compilatorio. En otras palabras, lo más seguro es que anime no reciba ninguna publicación durante esta temporada, y que sea finalmente publicado directamente en BD. Fue una dura decisión desde el punto personal (siento que será uno de esos animes), como parte del fansub (ya que tendré que editarlo dos veces: HDTV para el taller y BD para publición), y como para el público (como dije, prefiero mencionar mis proyectos cuando puedo garantizar su oportuna publicación).

Creo que con esto termino esta segunda charla del taller, algo menos técnico y más distendido. La próxima entrada será algo más práctico, relacionado con los primero pasos en el fansubeo en sí mismo: cómo escoger la fuente y cómo traducir.

Hasta la próxima.

Nota adicional: es este taller no busco explicar detalles más paranomales del mundo del fansub, como las colaboraciones (si junto los tuyos con los míos, entonces podemos divertirnos mucho). Es por ello que no mencioné si este proyecto será una colaboración con el Kensoe Team. Como sabrán, soy un doble agente en ambos fansubs, escogiendo cuales proyectos realizaré en cada fansub. Pero la regla en mi caso es: si pido ayuda a alguien del Team en proyectos de Teke, y viceversa, será automáticamente una colaboración de ambos fansubs. Por el contrario, si yo soy el único miembro del Kensoe trabajando en un proyecto en Teke, la decisión será más de caracter personal: si siento que el proyecto es algo que podría esperarse del Team (síp, si buscan fuera de la sección ecchi encontrarán verdaderos tesoros), entonces será una colaboración conjunta. Caso contrario, si el proyecto es una continuación de Teke (Danmachi, Isekai Quartet), pues haré como parte de Teke a tiempo completo. Finalmente, si quiero una total libertad en el proceso creativo (traducción, edición, estilos), lo más seguro es que me arriegue como «hombre banda» en un proyecto exclusivo del Kensoe Team. Aunque, todo esto es simplemente personal, cuya repercusión es un logo diferente, algunos créditos adicionales y tener que publicar en dos sitios diferentes (los enlaces siempre apuntan a la cuenta de anidex de Teke, juntanto recursos).

Esta entrada fue publicada en Kakushigoto, Taller de Fansub. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario